¿Qué es el estreñimiento?

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento es un trastorno que afecta a la movilidad intestinal y que se caracteriza por una disminución en la frecuencia de las deposiciones. En sí mismo es más un síntoma que una enfermedad. Se caracteriza porque la persona que lo sufre tiene menos de tres deposiciones semanales. Puede estar asociada además con heces duras o con dificultad o dolor para su evacuación, así como sensación de no haber “vaciado” completamente el intestino.

El estreñimiento no tienen por qué ser un trastorno grave, pero puede causar mucha incomodidad e incluso influir en nuestro bienestar y calidad de vida. Conocer los síntomas y las causas del estreñimiento podrá ayudarnos a entender mejor lo que nos está diciendo nuestro cuerpo, y a encontrar la solución más adecuada para poder recuperar nuestro ritmo intestinal normal.

Las características más comunes de un episodio de estreñimiento son:


Sensación de hinchazón
abdominal y/o gases

“Me noto hinchada como una bola, parece que voy a explotar”


Dolor abdominal

“No puedo ir al baño y tengo retortijones”


Dificultad para defecar

“Estos días me cuesta mucho ir al baño”

Necesidad de hacer esfuerzo
para evacuar

“Tengo que hacer fuerza cuando
voy al lavabo”

Estreñimiento ocasional y estreñimiento crónico

Podemos categorizar los tipos de estreñimiento según su duración en el tiempo. El estreñimiento ocasional o agudo tiene una corta duración y se inicia de improviso. Se relaciona normalmente con una causa puntual, como un viaje, cambios hormonales o cambios en la alimentación. Este tipo de episodios acaban desapareciendo al cabo de unos días, y puede tratarse corrigiendo la causa que lo provoca, aumentando el consumo de fibra y/o aliviando el problema con la ayuda puntual de un laxante.

El estreñimiento puede ser también un problema crónico cuando sus síntomas persisten durante más de 3 meses. Sus causas pueden tener distintos orígenes, por eso si notamos cambios en nuestro ritmo intestinal u otros síntomas del estreñimiento durante un período prolongado, debemos acudir a nuestro médico para buscar la solución más adecuada.

¿A quién afecta?

¿A quién afecta?

El estreñimiento es un problema muy común. ¿Sabías que en España, el 30% de la población afirma sufrir estreñimiento? Puede afectar a cualquier persona, si bien existe una mayor incidencia en mujeres: se calcula que el estreñimiento podría afectar, en algún momento de sus vidas, a 4 de cada diez mujeres y 2 de cada diez hombres.

El estreñimiento también puede afectar más frecuentemente a personas de edad avanzada, bebés y a mujeres embarazadas o en período de lactancia, debido principalmente a los cambios hormonales propios de estos períodos.

¿A qué se debe?

Causas del estreñimiento

El estreñimiento puede estar motivado por hábitos alimenticios incorrectos, por nuestro estilo de vida o por el uso de algunos medicamentos. A veces no es sencillo identificar exactamente qué nos está causando el problema, pero las causas más comunes de estreñimiento suelen ser:

> Dieta inadecuada o baja en fibra

> No beber suficiente agua

> Sedentarismo o falta de ejercicio físico

> No acudir al baño cuando se tiene ganas

> Toma de ciertos medicamentos

> Algunas patologías (diabetes, trastornos de tiroides,
enfermedades neurológicaso digestivas, entre otras)

Otras circunstancias que pueden estar detrás de un problema de estreñimiento:

> Viajes: los cambios en la rutina diaria y la alimentación,
típicos de los viajes, pueden incidir en nuestro ritmo intestinal.

> Estrés: el estrés y un estilo de vida acelerado también pueden incidir en nuestro ritmo intestinal.
¿Cómo evitarlo?

¿Cómo evitarlo?

Para intentar liberarte del estreñimiento, el primer paso es seguir unos hábitos higiénico-dietéticos correctos y realizar cambios en nuestro estilo de vida que nos permitan prevenirlo. Estas son algunas de tus mejores armas para luchar contra el estreñimiento:

Normas higiénico-dietéticas contra el estreñimiento:

  • 1
    Toma más alimentos ricos en fibra
  • 2
    Incrementa la ingesta de líquidos
  • 3
    Haz ejercicio físico moderado
  • 4
    No inhibas la defecación
  • 5
    Genera una rutina para ir al baño

Cuando estas normas no son suficientes. . .

Cuando lo necesitemos, es posible tratar el estreñimiento ocasional con laxantes u otros productos con una función reguladora intestinal. Existen muchos tipos de laxantes. Acude a tu farmacia y pide información y consejo sobre la mejor solución para tu caso.

Tipos de laxantes

Existen diversos tipos de laxantes. Acude a tu farmacia y pide información y consejo sobre la mejor solución para tu caso. En general, se agrupan por cómo funcionan:

  • 1
    Laxantes formadores de masa: Su misión es hacer que la materia fecal sea más voluminosa y blanda. El aumento de volumen en las heces favorece de forma natural el movimiento intestinal, y se facilita la evacuación, aunque su efecto puede ser más lento. (fibra, Plantago).
  • 2
    Laxantes estimulantes: Estimula directamente el intestino para que se contraiga y pueda expulsar las heces. Acción rápida, en unas horas. (Frángula, Bisacodilo).
  • 3
    Laxantes lubricantes: Recubren las heces para que aumenten su humedad y que sea más fácil su evacuación (Glicerol o la parafina).
  • 4
    Laxantes osmóticos: Su función es extraer y retener el agua en el intestino,para facilitar el aumento de volumen de las heces y la eliminación. (Magnesio, Lactulosa, Sulfato de sodio).

En estos casos, consulta a tu médico

Si sufres estreñimiento y no mejora en unos días, a pesar de aplicar consejos para evitarlo o tratarlo con la ayuda de un laxante; si se prologa excesivamente o aparece algún otro síntoma, es recomendable que visites a tu médico.

También es recomendable en los siguientes casos:

Bebés menores de 2 meses, pérdidas de peso inexplicables, estreñimiento alternado con diarrea, dolor rectal, dolor abdominal agudo o severo, heces sanguinolentas o estreñimiento acompañado de vómitos e irritabilidad.


Privacidad · Aviso legal · Política de cookies · Contacto